Y tú sólo te vistes o te arreglas

Por Ana Sofía | Qué con Qué

Hay una diferencia entre estar vestidas y estar arregladas: es la presentación y la imagen que irradias.

¿Y quién no se quiere sentir guap@? Quien diga que no miente o ya se sabe guap@, una presencia cuidada significa que dedicas unos minutos al día a tu cuerpo y a tu look, implica el mismo esfuerzo ponerse algo que se vea bien o algo que se vea mal, sin embargo no produce el mismo impacto, ¿a qué me refiero? Como te vistes influye en cómo te ven los demás, la imagen, dice mucho de ti. Pero ¿sabías que influye también en tu estado de ánimo y en tus actitudes? Mantener una presencia pulcra y agradable te abrirá muchas puertas, desde posibilidades de empleo a conocer gente nueva e interesante.

A continuación, te mencionamos algunos tips en los que debes poner atención para no ser la “imagen del descuido”.

1.- Pelo largo y sin gracia: Aunque tengas un pelo hermoso, no te harás ningún favor si simplemente lo dejas crecer a lo largo de tu espalda, sin forma ni propósito.

El pelo enmarca el rostro, por lo que el largo del pelo no es sólo cuestión de moda sino de buscar la mejor forma para tu tipo de rostro y potenciar tus mejores atributos.

2.- Maquillaje: El maquillaje mientras más ligero mejor, lucirás más joven, pues se notará que tu piel respira. Si tienes la piel seca evita los polvos pues tu piel lucirá arrugada. Optar por no usar maquillaje puede parecerte una opción cómoda y fácil, pero la verdad es que, especialmente en el trabajo, es recomendable que utilices maquillaje, al menos un poco.

Las cejas: pobladas, delgadas, arqueadas… sea cual sea tu preferencia siempre debe dárseles forma pues enmarcan los ojos.

3.- Colores: Te han preguntado si estás enferma y justo ese día te sientes genial!! Hay ciertos colores que pueden confundirse con tu piel, hacerte ver cansada, pálida o enferma. Evita utilizar colores poco sentadores.

4.- Ropa impecable: Le falta un botón, está descosido, un “poquito” roto,  manchado, descolorido,  le cayó cloro, ¡No, no y no te lo pongas! Tu interlocutor lo notará y también percibirá tu descuido, ¿Es eso lo que quieres transmitir? No importa si no es nuevo, pero que se vea impecable ¡si importa! (esto incluye planchado).

5. Actitud: No importa dónde compras tus prendas, usa los aretes que compraste en el mercado como si fueran diamantes.

¿Tienes dudas? Escríbeme a queconque@hotmail.com y las resolvemos

queconque.tumblr.com

Share

Siguenos en Instagram @ProyectoModa