Y el Oscar al mejor vestuario es para…

Este año el premio al Mejor Vestuario fue para Collen Atwood por Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Sin embargo, todos los años en algunas de las categorías hay discrepancias con la elección de la Academia. Por eso, aquí te presentamos a los nominados, su trabajo y algunas de las razones por las cuales fueron  nominados al Oscar.

  •  Joanna Jhnotson por Aliados.

Joanna empezó su carrera de vestuarista en el teatro y ha trabajo con directores como Roman Polanski, Robert Zemeckis y Steven Spielberg, con este último consiguió su primera nominación, por la película: Lincoln (2012). Su trayectoria en el séptimo arte ha sido interesante, pues ha trabajo en películas como Indiana Jones and the Temple of Doom (1984), Back to the Future II (1989) III (1990), Tess (1979), entre otras.Aliados se desarrolla durante la Segunda Guerra Mundial; el desafío de los vestuarios de época radica en crear una atmósfera del tiempo al que pertenece la trama, pero sin caer en una versión caricaturezca. Si bien Joanna muestra prendas impactantes (como el vestido verde satinado con aplicaciones de la primera imagen), en conjunto el vestuario se ve acartonado, es decir, se muestra una versión demasiado delineada de la época, lo cual no concreta una versión orgánica de la época.

 

  • Collen Atwood por Animales fantásticos y dónde encontrarlos.

 Collen Atwood es sin duda una de las mejores vestuariastas contemporáneas de Hollywood ; sus 11 nominaciones al Oscar, así como sus reconocimientos en los premios BAFTA, EMMYS y los Premios del Sindicato de Diseño de Vestuario son una prueba de ello. Probablemente hayas visto alguno de sus trabajos en películas como Chicago (2002), Alice in Wonderland (2010), Memoirs of a Geisha (2005), por mencionar algunas.

La cuatro veces ganadora del Oscar, en este nuevo trabajo sigue demostrando su excelencia en la estética y personalización de los personajes que es el trabajo principal de los encargados del vestuario. Sin lugar a dudas, este es uno de los mejores trabajos de vestuario que se vieron en la pantalla grande el año pasado, pues Collen logró crear un estilo propio para la película, inspirado en expresiones artísticas como el Art Déco, sin perder los valores de la época de los años 20 de la historia. Un merecido reconocimiento que coloca a Collen como una consentida de La Academia.

 

  • Consolata Boyle por Florence Foster Jenkins

Consolata es la vestuarista preferida del director Stephen Frears y de esta mancuerna han surgido dos nominaciones a los premios de La Academia. La primera por The Queen (2006) y la segunda este año.

Boyle de forma impecable traslada a los espectadores a la época de la peor cantante de ópera que ha existido. Los detalles de cada prenda que aparece a cuadro son dignos de recordarse; este es un trabajo que se ganó su nominación a pulso, pues se nota un gran trabajo de producción detrás, (la propia diseñadora ha confesado que investigó en los archivos del New York Times para este trabajo) y al igual que en el trabajo de Collen, existe una personalización de los personajes mediante el vestuario.

 

  • Madeline Fontaine por Jakie

Madeline Fointaine es originaria de Francia en donde ha sido la máxima galardonada de los premios César con 8 nominaciones y dos premios ganados por Sèraphine (2008) Un long dimanche de fiançailles (2004) (con esta última también consiguió su primera nominación al Oscar).

Madeline para muchos fue vista como la favorita para llevarse la estatuilla, algunos críticos valoran su trabajo por su fidelidad histórica; en cuanto a que la diseñadora tomo fielmente los diseños que Jackie Kennedy usó en vida. Sin embargo, esta misma característica a favor del vestuario podría ser parte de su propia debilidad, puesto que Jackie Kennedy fue un icono de la moda de los 60 y sus looks fueron memorables. El traje sastre color rosa de la firma Chanel que la primera dama utilizaba el día en que su esposo fue asesinado, es sin dudas parte del imaginario colectivo. No obstante, en la versión de la también vestuarista de Yves Saint Laurent (2014) Ameliè (2001), parece quedarse corta, dado a que sus representaciones a cuadro no logran aparentar ser de alta costura.

 

  • Mary Zophres por La La Land

Esta es la segunda nominación de Zophres al Oscar, la primera la obtuvo por su trabajo en True Grit (2010) y también ha sido nominada en los premios BAFFTA, y en esta ocasión se ha perfilado por muchos como la favorita de la noche.

La regla por la que  Zophres se guió para realizar el vestuario en esta película señalaba que debía realizar diseños muy llamativos pero que no fueras estrafalarios. Al final lo logró, además de crear un vestuario atemporal que por ratos pareciera ser de este año y que por otros pareciera salido de los años de los clásicos de Broadway. No es un secreto que La Academia gusta de premiar a los filmes que hacen homenaje a la propia vida del cine. Sin embargo, La la Land en esta ocasión tumbó muchas de las apuestas.

 

Share

Siguenos en Instagram @ProyectoModa