Extravagancia de los 80´s

Al igual que en las últimas décadas, en los 80’ muchas de las tendencias fueron copiadas de años anteriores. Por ejemplo, era muy fashion el setentero look punk. La gran distinción con respecto a la década pasada era que si en los 70’ la moda era llevar prendas ajustadas en la parte superior junto con pantalones holgados, en esta época se dio un giro de 180º: remeras lo más amplias (y coloridas) posibles combinadas con pantalones ajustadísimos era lo in.


Como contaba en el párrafo anterior, la silueta característica de esta etapa era muy distintiva. ¿Cómo se conseguía el deseado efecto? Principalmente, mediante un gran tocado preferentemente con rulos. Esencial eran las hombreras. Crystal Carrington y la serie Dinastía fueron los encargados de promover este look. En cuanto a los sweaters, cuanto más amplios, coloridos y estampados mejor. Podríamos decir que lo único que no era ‘grande’ en los 80’ eran las piernas. La mayoría de las mujeres usaban leggings, tal cual lo hacen hoy en día miles de mujeres alrededor del mundo.


Pero la extravagancia no terminaba allí. La película Flashdande se estrenó en 1983, y podría decirse que esta y el video Physical de Oliva Newton John fueron los responsables de imponer la moda del dancewear. Valía usar todo aquello que te pondrías para ir al gym. Claro: los famosos calentadores, calzas multicolor, vinchas y remeras muy muy amplias con un gran y llamativo estampado.


Por otro lado, hay que recordar que el boom de Madonna comenzó en esta década. Y con ella todo su look. Madonna se las traía, o mejor dicho se traía todo puesto: polleras pantalón sobre leggings, chalecos de jean, tops, pulseras de goma, guantes de seda, lencería usada por arriba de la ropa, enormes crucifijos, vinchas y como olvidar, las impertinentes raíces oscuras que se veían en su rubio cabello.


En cuanto a los accesorios, además de todos los usados por Madonna, eran furor las gafas Ray-Ban Wayfarer, mérito de Tom Cruise en Risky Business. Por otro lado, por primera vez los hombres usaban aros, y en cuanto a las mujeres, a todas nos encantaba llevar miles y miles de pulseras. En los 80’: cuanto más, mejor.


Nadie puede negar la influencia de los 80’ en estos tiempos. Las tendencias inspiradas en estos años son innumerables. Eso sí, por favor: no celebremos el regreso de las hombreras. A Jennifer Morrison le quedaran bien, pero este look es realmente detestable. Como sea, hubo cosas peores. ¿No?

Share
Jacob Pulido

"No hay nada noble en ser superior a otros, la verdadera nobleza es ser superior a ti mismo. " Profesor y analista de negocios de moda. Editor General de ProyectoModa.com

Siguenos en Instagram @ProyectoModa