Evento de última hora, HELP!

Les ha pasado que con menos de 24 horas de anticipación los invitan a un evento? Digamos una boda? En la que además van a ver a mucha gente que conocen pero que hace mucho que no ven??

Pues esto es lo que me pasó el otro día, a veces todo el mundo cree que por ser asesora de imagen voy siempre “perfecta” pero no, la respuesta es NO, además a los que me leen en el blog ya sabrán que por lo menos mi filosofía no tiene que ver con la perfección que marca la industria de la moda, la sociedad o el resto de la galaxia, sino con ser la mejor versión de ti mismo, y sí, muchas veces necesitas un asesor de imagen para eso, por qué? Porque te aportará un punto de vista objetivo sobre ti mism@ y te ayudará a potenciar “tu mejor yo”.

Pero volvamos a lo que me sucedió… me invitan a una boda con menos de 24 horas de anticipación así que ya no tenía tiempo de nada, ni de cita en el salón, maquillaje, vestido y todas esas cosas que solemos hacer las chicas…

Tenía que lograr lo mejor de mí con lo que tenía en el clóset, luchar con mis chinos alborotados más de lo normal, gracias a la humedad que ha decidido visitarnos en la ciudad (y que me recuerda a la de mi amada Barcelona) y lidiar con mi crisis de pánico o quedarme en mi casa viendo pelis, ¿adivinan qué sucedió?

Fui a la boda, que por cierto, estuvo divina y me la pasé increíble, pero todo lo que me pasó para llegar a ése momento se resume en los consejos que les daré el día de hoy para que a ustedes no les pase!

Empezando porque cuando le pregunté a mi amigo qué tan elegante era la boda, (al menos que me dijera qué decía la invitación, etiqueta, rigurosa etiqueta, formal, etc..) para poder saber si ir de largo, de corto o cómo, me contestó que no tenía la invitación con él, que no sabía y que me pusiera algo con lo que me viera “guapa”, he de confesar que me dieron ganas de invitarlo a mi clóset y decirle a ver encuéntralo tú! Porque “verse guapa” exactamente qué tipo de etiqueta es? De corto? De largo? Color claro? Oscuro? Estampado? Y cómo me peino? Maquillaje?, uf!

Y aquí viene el consejo número 1: muchas veces pasa que nos invitan a un lugar al que no sabes cuál es el mejor outfit o que ni siquiera sabes bien dónde es y típico que cuando preguntas al chico te dice “no sé”, con lo que las chicas nos rompemos la cabeza! (o queremos rompérsela a ellos!)

Pero calma, es más fácil de lo que creemos, si es un evento en el que tu solo eres acompañante del invitado opta por algo elegante pero no “despampanante” por qué? Porque no toca que seas la protagonista al menos no en ésta ocasión, les explico, mis opciones eran un vestido largo amarillo con un escote de miedo en la espalda o un vestido de coctél color menta, elegí el segundo, ¿por qué? Corría el riesgo de verme “overdressed” con el amarillo y era un vestido demasiado llamativo, no era la ocasión… seguirá en el clóset!

Continuamos con el peinado, una buena opción es el chongo estilo SJP que pueden ver aquí, pero yo claro, cometí mi segundo error de la tarde, hace poco me regalaron una plancha padrísima para hacer ondas que aun no había probado así que pensé: “el día perfecto es hoy, al menos el peinado estará increíble”. NO, NO y NO error! Y el segundo consejo: El día del evento NO pruebes nada nuevo ni una mascarilla ni un cosmético ni unos zapatos nada! Porque no sabes si te causará alergia si no te dará los resultados deseados o te puede pasar como a mí, no sabía bien cómo iba este nuevo artefacto y mis chinos terminaron siendo una combinación entre Amanda Miguel y el rey león, por lo que al final tuve que recogerlos en una cola de lado, prueba superada!

Este era mi nuevo “juguetito” que ahora ya sé usar y está padrísimo!

En cuanto al maquillaje decidí irme por el “camino fácil” nada de pestañas postizas ni sombras excesivas, esta vez le aposté a los labios, usé un color durazno y creo que fue de las pocas cosas con las que no tuve tropiezos ah! Hablando de tropiezos ése día usé los típicos zapatos que amas pero que no son los más cómodos, y al caminar en el pasto ya se imaginarán mis tacones cual estacas y yo usando a mi amigo (que suele caminar como si fuera Usain Bolt) de bastón.

Al final el outfit se veía bien, el peinado y el maquillaje también y todo salió genial, es por eso que es importante tener un buen “fondo de armario”, así tenemos piezas “salvadoras” y no nos perdemos ocasiones especiales solo porque “no tenemos nada que ponernos”.

Necesitas ayuda? Ya sabes dónde encontrarme, nos leemos pronto!

Ah y una última frase: “Todos nos equivocamos el chiste es saber cómo arreglar los errores y repito ser la mejor versión de nosotros mismos” ¡!

By Ana

“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

Share

Siguenos en Instagram @ProyectoModa