Consejos para aplicar tu perfume

El perfume debe aplicarse en donde la piel es especialmente cálida y haya una buena circulación de sangre. Detrás de las orejas, la muñeca y el codo interno son excelentes lugares.

 

Un cabello recién lavado es un buen conductor de la fragancia y también lo es la ropa hecha de telas naturales. En ropa que no laves con frecuencia como abrigos por ejemplo, evita rociar más de un perfume. Lo mismo aplica a los tejidos de lana que tienden a retener el olor aún después del lavado.

Para que el perfume se fije mejor, antes úntate un poco de humectante sin olor, sobre todo si eres de piel seca. Para que la piel no se manche, evita perfumarte en las partes de tu cuerpo que vayan a estar expuestas al sol.

Usa tu perfume a diario, te dará un toque distintivo.

En cuanto a perfumes, menos siempre es mejor. El ir excesivamente perfumada puede ser desagradable para los demás e incluso para ti misma.

No escojas un perfume porque le quedó bien a tu amiga. Una esencia nunca es la misma en otra persona; la química corporal de cada cual le da ese toque único y especial.

Evita mezclar perfumes ya que al final pierdes la esencia de ambos.

Si vives en un ambiente caluroso o tropical, opta por las fragancias suaves y frescas. Para climas más fríos es preferible un perfume más fuerte y duradero.

Share
Jacob Pulido

"No hay nada noble en ser superior a otros, la verdadera nobleza es ser superior a ti mismo. " Profesor y analista de negocios de moda. Editor General de ProyectoModa.com

Siguenos en Instagram @ProyectoModa