3 Factores a considerar para crear el nombre de tu marca – Brand Naming en Moda

Algo que me he dado cuenta sobre todo con los diseñadores que asesoro y mis alumnos, es que les cuesta mucho definir el nombre de su marca, y claro, no es fácil decidir cómo se llamara el negocio que piensas que será para el resto de tu vida. Pero hay ciertas consideración que son importantes no perder de vista, por el simple hecho que se trata de un negocio y como tal no debe obedecer a tus gustos personales solamente, tiene que ser algo configurado de tal manera que todo lo que hagas alrededor de este te facilite su desplazamiento y por lo tanto lo vendas mejor.

Entonces es por esto que te comparto 3 puntos que considero necesarios para el desarrollo del nombre de tu nuevo “bebe”.

1.- Nada está escrito en piedra, aviéntate. Llevas 3 meses pensando en 100 nombres distintos, decídete ya por uno, no pierdas tiempo y sobretodo entiende que no pasa nada, el nombre de tu producto no lo es todo o por lo menos no es lo único, piensa que es una de tantas herramientas para vender tu producto, evita ponerte muy personal cuando lo desarrolles, a esto me refiero que no generes un concepto de nombre que solo tú le entiendas, si está bien que tenga parte de tu esencia pero será siempre importante dejar a un lado los sentimientos, recuerda, esto es negocio.

2.- Piensa en tus clientes y se practicó. De entrada, evita nombres rebuscados, difíciles de pronunciar, entre más sencillo, directo y descriptivo sea el nombre será lo mejor, entiende que lo importante es que lo recuerden rápido. No pierdas de vista que la principal utilidad del nombre o de la marca de tu producto es identificarlo del resto de los productos y sirva como referencia para identificar sus características y cualidades por las cuales el cliente lo va a querer adquirir. Algo muy utilizado en moda es el nombre del diseñador para la marca, no estoy en contra de esta estrategia, pero recuerda que si es tu nombre el que está en el producto tú eres el referente de la calidad, lo que significa que ya no podrás salir en chanclas y pijama un domingo al súper siquiera.

3.- La congruencia es muy importante. El nombre que decidas para tu producto deberá relacionarse directamente con lo que quieres reflejar de él, ya sea la calidad, la originalidad que brinda o cualquier otra cosa relacionada, piensa que no te debe gustar solo a ti sino tiene que ser atractivo y permitirle identificarse con él la persona que lo vaya a comprar. Un producto que no sea congruente en su imagen (esto implica en gran parte el nombre), jamás podrá conectarse con los usuarios y por lo tanto será mucho más difícil comercializarlo.

Share
Jacob Pulido

"No hay nada noble en ser superior a otros, la verdadera nobleza es ser superior a ti mismo. " Profesor y analista de negocios de moda. Editor General de ProyectoModa.com

Siguenos en Instagram @ProyectoModa